Trata de evitar los errores más frecuentes en la entrevista de trabajo y aumenta las posibilidades de avanzar en el proceso selectivo.

No te arriesgues a perder tu oportunidad profesional.

Presta atención a estos errores frecuentes y trata de evitarlos a toda costa.

➡ QUÉ NO HACER EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

1 Mostrar ansiedad

La falta de confianza y una escasa preparación se suelen transmitir a través del lenguaje corporal y podría no inspirar confianza en el entrevistador.

2 Mentir

De tres reclutadores de personal, dos nunca contratarían a alguien que mienta.

3 Usar el teléfono

Las interrupciones generadas por llamadas al móvil son incómodas e indeseables.

Apágalo y guárdalo antes de entrar a la entrevista.

4 Ser arrogante

Ten cuidado, hay una fina línea entre la confianza en uno mismo y la arrogancia.

No debes mostrar que tienes más derecho al puesto que otras personas ¡aunque lo pienses!

5 Vestir inapropiadamente

Puede ser decisivo para eliminarte del proceso de selección.

No tienes que ir con un traje muy formal pero asiste a la entrevista con un atuendo “correcto”.

6 Llegar tarde

Te arriesgas a que ni te entrevisten.

Además de ser de mala educación no es nada profesional..

7 No mantener el contacto visual

Los entrevistadores suelen valorar negativamente que el entrevistado no mire a los ojos del entrevistador.

8 Moverse sin parar

Ten cuidado, muchas veces lo hacemos sin darnos cuenta.

A muchos entrevistadores les produce rechazo que el entrevistado no pare de moverse en el asiento, o mover la pierna, o tocarse la cara o pelo, por ejemplo.

Tampoco te entretengas jugando con algún objeto con las manos, como bolígrafo, móvil, etc.

9 No cuidar el lenguaje corporal

Muchos reclutadores consideran un gesto negativo que el entrevistado cruce los brazos, tenga una mala postura corporal, gesticule demasiado o apriete muy fuerte o demasiado poco al estrechar su mano.

Trata de que la serenidad reine en durante la entrevista.

10 No sonreir

Trata de demostrar que eres una persona seria y profesional pero también debes transmitir que eres una persona positiva y eso lo conseguirás sonriendo.

Casi la mitad de los reclutadores de esta encuesta consideran que la ausencia de sonrisa en el candidato puede influir  a la hora de aceptar o rechazar a un aspirante

👋 Te puede interesar: CURSOS PARA DESEMPLEADOS SUBVENCIONADOS en Basauri (Vizcaya)

Además de los diez errores que acabas de leer, existen muchos más errores que debes evitar en la entrevista de trabajo.

No es raro que se cometa al menos uno de los siguientes errores durante la entrevista de trabajo.

¡Presta atención!

11 Acudir a la entrevista de trabajo con Compañía

Presentarse a una entrevista con los padres, amigos u otros es inadecuado.

Evítalo porque se puede considerar exceso de confianza y proyecta una imagen de dependencia y poco iniciativa de tu parte.

12 No conocer bien a la empresa

Obtener información sobre la empresa para la que estás solicitando un empleo te llevará un tiempo, pero debes preparar toda la información que puedas, si quieres tener más opciones de superar la entrevista de trabajo con éxito.

Es muy importante que puedas hablar con confianza y de manera inteligente acerca de a qué se dedica la empresa que te podría contratar.

Deberías contar con información específica de la compañía, incluyendo:

  • Su historia, situación financiera, misión y productos/servicios.
  • El mercado en el que opera
  • Principales competidores

13 No haber preparado las preguntas típicas de la entrevista de trabajo

No se trata de que te aprendas las respuestas de memoria, ya que los reclutadores no se basan en un guión cerrado.

Se trata de estudiar y preparar una serie de preguntas para saber por donde orientar tus respuestas y asistir con menos nervios a la entrevista de trabajo.

Prepara las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo para no quedarte en blanco y sobre todo las preguntas trampa.

Responde con claridad y sin enrollarte a las preguntas que te realiza el reclutador.

No tienes que hablar desde la perspectiva personal, sino desde la perspectiva profesional.

La empresa te va a elegir como candidato por tus éxitos, experiencia y estudios. No te elegirá por tus experiencias personales.

14 No saber perfectamente lo que pone tu CV

No tienes por qué memorizar cada palabra de tu CV pero si tienes que sentirte cómodo hablando de manera detallada acerca de lo que has hecho, de lo que has logrado y del por qué de tus decisiones profesionales.

Revisa muy bien tu CV antes de la entrevista y práctica cómo responderías a preguntas relacionadas con la información que aparece en tu currículum vitae.

Lo fundamental es que te asegures de relacionar tus logros con el empleo para el que estás siendo entrevistado.

15 Tener una mala imagen actitudinal

No te sientes sin que el entrevistador te haya invitado y levántate inmediatamente éste llegue.

No cruces las piernas y brazos, ni te reclines en la silla.

Tu postura debe ser correcta, respetuosa, formal y cómoda.

Camina con firmeza y confianza, saluda con un fuerte apretón de manos (no demasiado fuerte) y sonríe.

16 Ser demasiado cercano durante la Entrevista de Trabajo

Por mas relajado que te encuentres, no te muestres demasiado cercano.

Una entrevista de trabajo es una de las situaciones de trabajo más formales en las qu probablemente te encontrarás.

Mostrarse familiar y bromear raramente te ayudará a conseguir el empleo.

Es importante que seas amable, agradable y que demuestres tus habilidades interpersonales, pero sin olvidar sobre todo ser profesional en todo momento, aún cuando sientas que estás teniendo una buena relación con el entrevistador.

17 Demostrar nerviosismo

No te muerdas los labios, ni hagas movimientos bruscos y repetitivos de manos, pies, dedos, moverte en la silla, jugar con el boli, rascarte, son algunas expresiones del lenguaje corporal que transmiten nerviosismo, ansiedad e inseguridad.

18 Interrumpir cuando esté hablando la persona que te entrevista

Solo debes hablar en el momento oportuno, cuando haya terminado el entrevistador.

Habla de forma concisa, clara y directa.

Evita muletillas en tus expresiones, por supuesto groserías, palabras coloquiales o vulgares.

Tampoco te pases con palabras rebuscadas, complejas, tecnicismos o siglas.

19 Responder a las preguntas con respuestas cortas, negativas o contradictorias

“Sí”, “no” , “no puedo”, “no sé”. Son las peores respuestas. Responde a las preguntas de forma franca y sucinta.

No respondas de más a las preguntas tampoco.

Trata de ser explícito y claro.

No de rodeos a las preguntas para no contestar y responde honestamente.

Si no sabes hacer algo de lo que te preguntan, demuestra tu interés por aprender.

👋 Te puede interesar: CURSOS PARA DESEMPLEADOS SUBVENCIONADOS en Astigarraga (Guipúzcoa).

Tu meta en la primera entrevista es no darle a esa persona una razón para eliminarte de la segunda ronda” (Michael Klein, psicólogo en Northampton, Massachusetts).

20 Preguntar sobre vacaciones y/o salario

En la entrevista de trabajo cíñete a preguntas concernientes al puesto de trabajo en cuestión y de forma objetiva (tareas del puesto o información de la empresa).

La entrevista de trabajo no es para negociar condiciones salariales ni laborales.

Debes tratar estos temas, en la última parte del proceso de selección, que será el momento en el que la empresa te comunica que le interesas para el puesto y lo más normal es que te detallen todas las condiciones, en caso de tengas alguna duda es el momento de que la preguntes, antes de aceptar la oferta.

21 Hablar mal de tus anteriores trabajos

No hables mal de tu anterior trabajo, ni de anteriores jefes, compañeros aunque hayas tenido alguna mala experiencia.

No importa lo tentador que sea, no es adecuado hacer comentarios despectivos.

No es conveniente cuando estás tratando de convencer a una compañía para que te contrate para un puesto de trabajo.

En su lugar, trata de encontrar los aspectos positivos de tu trayectoria laboral y céntrate en ellos.

22 Llegar sin saludar o irte sin despedirte

No llegues sin saludar ni te vayas sin dar las gracias. Sería descortés.

Antes de salir agradece la oportunidad al entrevistador.

Posteriormente, puedes enviar un correo electrónico agradeciendo de nuevo al entrevistador.

23 Fumar

No fumes aunque el entrevistador lo haga y te ofrezca un cigarrillo. Y no fumes antes para no oler a tabaco.

24 Olvidar el nombre de la persona que te entrevista

No olvides el nombre de la persona que te entrevista. Es totalmente inadecuado.

Presta mucha atención cuando se presente.

25 Mirar el reloj

No mires el reloj. En este momento no debes tener nada más importante que hacer.

Relájate y demuestra confianza.

26 Hablar sobre asuntos personales o problemas de familia

En la entrevista de trabajo debes venderte profesionalmente, tu vida personal no debe ser relevante, forma parte de tu vida privada.

27 Masticar chicle

No mastiques chicle durante una entrevista de trabajo.

Demuestra una falta de respeto además de que te haces entender peor.

28 Invadir el espacio del entrevistador

No invadas el “espacio” del entrevistador.

No coloques tu bolso, maletín o cualquier cosa que lleves sobre su escritorio.

Puedes dejarlo sobre tu regazo, en el suelo o en un lado.

29 Mostrar desesperación

No actúes como si estuvieras dispuesto a aceptar cualquier trabajo o si estuvieras desesperado por un empleo.

30 No tener nada que preguntar

No digas que no tienes nada que preguntar.

Es muy típico que te pregunten si tienes alguna duda que te puedan resolver.

31 Esconder tus debilidades

Explica con veracidad tus fortalezas y con delicadeza tus debilidades; muéstrate humano. Eres bueno, como todo, en muchas cosas y tiene dificultad en otras.

32 Dar por sentado que el puesto te interesa por poco tiempo

Más allá de que sea cierto que no pretendes tener una larga estancia en la empresa, es una mala idea expresarlo.

Al entrevistador no le va a hacer gracia que alguien, por más honesto que trate de ser, de por sentado que usará el puesto de trabajo como mero paso a otra posición en otra empresa.

33 Demostrar interés por el resto de los candidatos

Hoy en día, una oferta de trabajo recibe entre 800 y 1.300 candidaturas, según el estudio de Brand Employment de Randstad. Interesarte por el número de candidatos para el puesto sólo servirá para aumentar tu nerviosismo.

34 Caer en adulaciones

Lo mismo que no es aconsejable hablar mal de trabajos anteriores, tampoco lo es halagar demasiado el puesto al que se postula.

Los pelotas descarado no gustan, aunque haya gente que opine lo contrario.

35 Presumir de idiomas que no dominas

Exagerar sobre tus conocimientos de idiomas no es aconsejable ya que te arriesgas a que te realicen la entrevista en ese idioma y perderías la confianza en tus verdaderas cualidades.

36 No prepararte para salir en la pantalla

Algunas compañías, realizan las primeras entrevistas a través de servicios de videochat como Skype. Prepararte para ello es crucial.

Practíca frente a un espejo y elige una ubicación segura para evitar visitantes inesperados.

37 Dar excusas sobre errores del pasado

Ten cuidado al dar excusas sobre errores en el pasado, explicar mucho o ser demasiado honesto sobre un fallo.

👋 Te puede interesar: CURSOS PARA DESEMPLEADOS SUBVENCIONADOS en Coslada (Madrid)

Carrito Curso Eliminado Deshacer
  • No hay cursos en el carrito

Pin It on Pinterest

Shares