¿Tienes una entrevista de Trabajo a la vista? Lee con atención este artículo. Te puede ayudar a superarla con éxito.

Conseguir trabajo hoy por hoy, supone superar una carrera de obstáculos, en la que una respuesta incorrecta puede acabar con tus posibilidades dejándote fuera del proceso de selección.

Los procesos de selección por otro lado, han de afinar sus métodos para encontrar las características que buscan en una persona y por ello han aumentado el uso de las preguntas trampa, para lograr encontrar el candidato ideal.

Pueden pasar meses, incluso años para que suene el teléfono y te convoquen para una entrevista, pero imagina que por fin, el seleccionador de la empresa a la que has enviado tu candidatura ha leído tu currículum y te llama, te quieren conocer. Ya tienes una oportunidad.

En este post, vamos a enseñarte las preguntas trampa más comunes en una entrevista de trabajo para que puedes identificarlas y prepararte las respuestas.

➡ PREGUNTAS TRAMPA EN LA ENTREVISTA DE TRABAJO

1. Háblame de ti

Esta pregunta tiene el propósito de conocer los motivos que te llevan a solicitar este trabajo. No debes repasar tu currículum en voz alta. No tiene sentido, ya tienen tu currículum.

La respuesta correcta debe enfocarse en tu historia, dónde estudiaste, cómo poco a poco has ganado experiencia y si no la tienes, la formación que has realizado. Siempre orienta la respuesta al puesto de trabajo al que te estás postulando.

No tiene nada que ver con tu vida privada. Interesa tu historia profesional.

2. ¿Cuál dirías que es tu mayor defecto?

Esta pregunta te la pueden realizar de otras formas como por ejemplo: ¿cuáles son tus debilidades y fortalezas?. Aquí lo que se busca es evaluar tu sinceridad y encontrar posibles motivos para no contratarte.

Detallar tus debilidades podría perjudicarte y recurrir a las típicas respuestas como “soy perfeccionista” o ” me gusta trabajar muchas horas”, pueden conseguir que el entrevistador desconfíe.

El entrevistador podrá pensar que no quieres expresar tus debilidades reales.

Debes preparar una debilidad pero que sea muy débil del tipo, “me exijo demasiado” añadiendo algo como “intento no pasarme demasiado”. Así transformarás esta debilidad casi en una virtud.

3. ¿Cómo te describirían los demás?

Es muy recomendable que después de trabajar en una empresa pidas a tu anterior jefe y compañeros que te hagan comentarios para que puedas evaluar tu desempeño, tal y como se hacen con las recomendaciones de LinkedIn, así como en las cartas de recomendación.

Los comentarios te servirán para poder responder a esta pregunta de una forma honesta al basar tu respuesta en información real.  Además estos comentarios, te ayudan a identificar tus fortalezas y debilidades.

Un ejemplo de una buena respuesta sería : “Mis antiguos compañeros han destacado que soy una persona con la que es gratificante trabajar, porque siempre estoy dispuesto a afrontar nuevos retos”.

Recuerda que los comentarios deben estar respaldados por personas con nombre y apellidos y cargo, de forma que sea fácil comprobar que han sido tus compañeros en tu trabajo anterior.

Puedes tener preparado un listado claro de los comentarios y cartas de recomendación por si el entrevistador te los solicita.

4. ¿Por qué dejaste tu anterior empleo?

Otras variantes de esta pregunta pueden ser: ¿por qué quieres cambiar de trabajo? o ¿por qué te despidieron?

Aquí se trata de medir la sinceridad de nuevo y además la discreción. También si eres una persona conflictiva, en la que no se puede confiar.

Las mentiras tienen las patas muy cortas. Te toca contar la verdad. Eso sí, mejor llevarla preparada de casa. Sé muy claro en esta respuesta.

Explica de forma sencilla y resumidamente las razones, pero sin disculparte. En esta respuesta no debes cometer el error de hablar mal de la empresa anterior, ni de tus jefes ni compañeros, y debes ser lo más discreto posible en cuanto a información interna de la empresa.

👁‍🗨 Te puede interesar: CURSOS PARA DESEMPLEADOS SUBVENCIONADOS en Basauri, Astigarraga y Coslada.

5. ¿Por qué llevas tanto tiempo sin trabajar?

Hay muchas personas que tienen un vacío en su CV. Han tenido un parón en su carrera profesional, originado por diferentes causas. Explicar bien los motivos, puede ser decisivo en una entrevista de trabajo. Algunas ideas sobre qué puedes contar a los reclutadores en cada caso:

  • Has estado bastante tiempo en paro: 

Saca lo positivo, por ejemplo: te has formado o has adquirido nuevas habilidades.

  • Pediste una excedencia voluntaria

Suelen ser por cuidado de hijos y personas dependientes. Es importante que expliques qué te ha motivado a buscar de nuevo empleo, qué ha cambiado respecto a la situación anterior. Demuestra que puede contar contigo para una posición estable.

  • Montantes tu propia empresa o emprendiste como freelance:

Seguro habrás aprendido mucho en esta experiencia, pero no te dejes llevar por el entusiasmo. Trata de destacar la experiencia que has adquirido relacionada con el puesto de trabajo al que optas. Si tu negocio fracasó seguro que también te ha supuesto un aprendizaje. Puedes comentarlo también.

  • Has estado de baja laboral:

Explica brevemente a qué de debe el fin de tu baja, que normalmente se debe a una mejoría de salud.

  • Tu actividad anterior no tiene que ver con el puesto al que optas, aunque no hayas estado parado:

Explica brevemente qué te motivó a dejar el último trabajo relacionado con el puesto de trabajo al que optas. Comenta las habilidades generales que has adquirido y que son válidas para cualquier trabajo: si has utilizado un idioma, has trabajado en equipo, has tenido personal bajo tu responsabilidad, etc.

6. ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa?

El motivo principal cuando te inscribes en una oferta de empleo es porque te interesa la oferta. Se corresponde con tu profesión, cumples los requisitos y puede que esté en tu ámbito geográfico. 

Otro motivo puede ser que conozcas la empresa y te interese. En cualquier caso , debes ampliar al máximo la información que esté a tu alcance sobre la empresa. web, redes sociales, 

El reclutador con esta pregunta trata de comprobar si tienes algún interés especial en la empresa, si te realmente te motiva formar parte de ella. 

La información que hayas obtenido de la empresa, te permitirán mantener una conversación que demostrará el interés que te ha generado la oferta de empleo.

Ejemplo: Me gustaría trabajar en este restaurante porque he sido cliente y siempre he visto un buen ambiente de trabajo. Además me atrae la cocina vegana en la que estáis especializados.

7. ¿Dónde te ves dentro de 5 años?

Es una pregunta muy común y a la vez difícil de responder en las entrevistas de trabajo.

El entrevistador sabe que no se puede predecir el futuro a 5 años.

Esta pregunta realmente busca averiguar cómo este puesto de trabajo se ajusta a tus objetivos a largo plazo. Una vez que la empresa hace una inversión en un trabajador (incorporación y formación), le preocupa que no te quedes el tiempo suficiente para recuperar su inversión.

  • Si estás optando a un puesto de una gran corporación, verse en 5 años en un puesto de mayor responsabilidad, puede estar bien porque muestra que quieres crecer y ascender.
  • Si por el contrario el puesto al que optas es para una pequeña empresa, y das una respuesta que implique “ascender” esta respuesta puede ser considera negativamente si la empresa no dispone de puestos de mayor responsabilidad.

Siempre deberás tener en cuenta la situación de cada empresa.

Una buena respuesta en general puede ser algo así: “Quiero crecer y desarrollar mis habilidades y contribuir al éxito de la empresa”. Incluso puedes añadir que esperas poder tener un mayor nivel de responsabilidad a medida que aprendes sobre la empresa.

Si deseas ascender una respuesta estratégica y diplomática, puede ser: “Si me consideran para un puesto de mayor responsabilidad en mi área dentro de 5 años me interesaría, pero mi primera meta es aprender, crecer y contribuir al éxito de la empresa”.

8. ¿Por qué crees que eres la persona ideal para este puesto?

Eso de porque me lo merezco y punto, va a ser que no. Aquí necesitas “venderte“.

No caigas en lo tópicos “trabajo duro”, “tengo ganas”. Ofrece al entrevistador los motivos concretos que te hacen mejor que el resto de candidatos.

Basa tus respuestas en tu perfil profesional, tu cualificación, certificaciones si tienes y logros conseguidos.

👁‍🗨 Te puede interesar: CURSOS PARA DESEMPLEADOS GRATUITOS

9. ¿Cuáles son tus expectativas salariales?

También puede ser: ¿Cuánto ganas actualmente o cuánto ganaste en tu último trabajo?.

En esta pregunta el entrevistador quiere saber si pueden pagarte o no, pero si se habla de dinero que no sea por que tú saques el tema.

Es normal que tengas miedo de decir una cantidad que se quede por debajo de lo que te podían haber ofrecido y que si por el contrario es alta, te arriesgues a perder esta oportunidad.

Si te hacen esta pregunta, seguramente es porque estén valorando tu perfil como el adecuado para el puesto.

Ejemplos de respuestas:

  • ¿Significa que les gustaría ofrecerme el trabajo?
  • ¿Cuál es el rango salarial para este puesto? Cuando te respondan puedes añadir: “Me parece bien. Si deciden que soy un buen candidato para este puesto, estaré de acuerdo en negociar una cantidad dentro de ese rango”.
  • “En este momento me preocupa más saber si cumplo los requisitos como candidato. Un salario adecuado a la responsabilidad y tareas que deba desempeñar me parecerá apropiado”.

Cuando te preguntan cuánto ganas o cuánto ganaste en tu último trabajo, se pueden dar dos circunstancias:

  • Este trabajo es diferente al que desempeñaste o estás desempeñado actualmente:

Una respuesta puede estar más en la línea de “Mi puesto anterior era diferente. Si cree que soy la persona indicada podemos llegar a un acuerdo”.

  • Este puesto es igual al que ocupaste u ocupas actualmente:

La respuesta más normal puede ser ¿Qué rango salarial tienen para este puesto? y tras su respuesta: “Me parece bien. No quiero declinar esta oferta por un tema de dinero”

Otra opción es decir al entrevistador cuánto ganaste o ganas en tu actual trabajo. Siempre puedes negociar un salario mayor cuando tengas la oferta en la mano.

Recuerda que en este punto del proceso de selección todavía no has sido seleccionado por lo tanto, el tema del salario no debería aparecer, pero debes tener tus respuestas preparadas por si acaso.

Es una buena idea que antes de la entrevista, hagas un poco de investigación y averigües cuánto se está pagando para ese puesto por empresas similares o por esta empresa si encuentras ofertas de empleo que haya podido publicar en internet que indiquen el rango salarial.

10. ¿Tienes alguna pregunta?

En una entrevista de trabajo no sólo se evalúa al candidato. Tú, en este caso también estás evaluando a la empresa.

En la mayoría de las ocasiones, al finalizar la entrevista, el entrevistador da la oportunidad al candidato de hacer alguna pregunta en relación a la oferta de empleo.

En caso de que no te den esta oportunidad, puedes tener iniciativa y preguntar al entrevistador si te puede aclarar algunos puntos antes de irte.

Si no haces preguntas puedes causar una impresión en el entrevistador negativa, parecer un candidato poco interesado en la oferta de empleo, o interesado únicamente en el salario. No permitas que tengan esa percepción de ti.

Antes de acudir a la entrevista prepara algunas preguntas que muestren interés por trabajar en esa empresa y por el trabajo concreto que están ofertando.

Algunas preguntas que puedes realizar al finalizar la entrevista de trabajo:

  • ¿Cuál es el motivo por el que necesitan cubrir este puesto?

Así sabrás se trata de un puesto de nueva creación (indica que la empresa está en crecimiento) o se trata de un puesto vacante (puede indicar que la persona que antes ocupaba el puesto está ahora en otro puesto, está de baja o ha sido despedida o se ha marchado voluntariamente).

  • ¿La empresa tiene un plan de formación para los empleados?

Es importante saber si la empresa lleva a cabo planes y acciones formativas que favorecen la mayor empleabilidad del trabajador y aumenta la competitividad de la empresa. Esta pregunta denota que tienes interés en seguir progresando profesionalmente, que tienes inquietudes, interés por mejorar y superarte día a día.

  • ¿Cuál es el siguiente paso en el proceso de selección?

No te vayas de la entrevista sin saber como continuará el proceso de selección. Demostrarás al entrevistador que te interesa el puesto.

✔ Recuerda:

  • Preparar la entrevista de trabajo con antelación no conlleva mucho esfuerzo.
  • No responder bien a una “pregunta trampa” puede dejarte fuera del proceso.
  • Asistir con los “deberes hechos” te aporta tranquilidad y seguridad.

👁‍🗨 Te puede interesar: CURSOS PARA DESEMPLEADOS GRATUITOS

Carrito Curso Eliminado Deshacer
  • No hay cursos en el carrito

Pin It on Pinterest

Shares