El Plan Reincorpora-t ha sido aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 5 de abril. Un Plan ambiciosos que aporta un plus de trabajo, de dedicación y de esfuerzo, para incorporar al mercado de trabajo a todas aquellas personas desempleadas de larga duración (más de un año en situación de desempleo) de nuestro país, especialmente a los mayores de 30 años que tienen problemas de inserción o de reinserción el mercado de trabajo.

Entre los colectivos con dificultades añadidas, la ministra se ha referido a las mujeres, a los mayores de 45 años y a las personas con algún tipo de discapacidad, así como a los desempleados en el medio rural.

➡ Plan Reincorpora-t: Objetivos

El objetivo general del Plan Reincorpora-t es mejorar la empleabilidad de las personas desempleadas y desarrollar acciones preventivas para evitar la caída de paro de larga duración.

Hay que tener en cuenta que en los últimos años ha ido bajando la tasa de desempleo y según la encuesta de población activa (EPA) del cuarto trimestre del año 2018, la tasa de desempleo de nuestro país se encuentre en el 14.15%.

Por otro lado. la tasa de paro de larga duración, en el cuarto trimestre de 2018, se duplica en relación a la tasa que tiene la Unión Europea.

La tasa de personas desempleadas de larga duración en la Unión Europea es del 2.8% y sin embargo en nuestro país, es del 6.8%.

Reducir la tasa de desempleo es un compromiso de todas las instancias comunitarias españolas, además, que la Comisión Europea obliga a los estados miembros a trabajar en la dirección de ir reduciendo progresivamente el paro de larga duración.

El objetivo del Plan Reincopora-t para personas desempleadas de larga duración es, prevenir y reducir la tasa de paro de larga duración hasta el 4.3% en el cuarto trimestre de 2021, lo que supondría una reducción neta de 422.100 personas desempleadas de larga duración mayores de 30 años (de 1.272.100 a 850.000).

Otro de los objetivos del Plan Reincorpora-t es disminuir a la mitad la actual brecha de género entre hombres y mujeres desempleadas de larga duración, reduciendola desde 11.6% actual hasta el 5.3%. Esto supondría reducir el paro de larga duración en 259.700 mujeres y 162.800 hombres.

Asimismo, rebajaría el número de desempleados de más de 24 meses en un 12%, lo que supondría para el cuarto trimestre 2021 una reducción en 361.819 personas desempleadas.

➡ Plan Reincorpora-t: 6 Ejes | 36 Medidas

Este Plan pondrá en marcha 63 medidas que se enmarcan en la Estrategia Española de Activación para el Empleo.

Estas medidas complementan las ya aprobadas para la recuperación de la protección por subsidio para mayores de 52 años y la cotización de personas dedicadas a las labores de cuidado familiar.

Las 63 medidas se distribuyen en 6 ejes:

  1. La orientación
  2. La formación
  3. Las oportunidades de empleo
  4. La igualdad
  5. El emprendimiento
  6. La mejora del Marco Institucional

1️⃣ Eje: Orientación

Comprende las actuaciones de acogida, información, orientación profesional, motivación, asesoramiento, diagnóstico y determinación del perfil profesional y de competencias, diseño y gestión de itinerarios formativos, búsqueda de empleo, intermediación laboral, las actuaciones de apoyo y a la inserción de las personas beneficiarias y seguimiento en los periodos de transición de una situación de empleo a otra de desempleo.

▪ Medida 1: Metodología de Atención Invidualizada. Servicio de Acogida.

Para el diagnóstico individualizado y la elaboración del perfil se propone la articulación de un sistema de acogida en los Servicios Públicos de de Empleo, previo a la asignación de orientador de referencia.

Este sistema sería el encargado de recibir a los nuevos demandantes de empleo (fase de acogida e información), realizar una primera valoración de la demanda (fase de exploración), de las características individuales, sociales y profesionales del desempleado, con especial identificación del/de los objetivos/o profesional/es de la persona demandante.

Durante esta fase previa, también se considerará el apoyo al usuario,si es necesario, con el contacto y la coordinación otros profesionales de los sistemas de Salud y/o Servicios Sociales, del sistema educativo (centros educativos para personas adultas y otros recursos del sistema educativo) que den apoyo, con todos los recursos disponibles, para cubrir las necesidades básica de las personas beneficiarias del PLAN, con la finalidad de que puedan poner el foco de atención en su formación y reciclaje profesional para la reincorporación al mercado de trabajo.

▪ Medida 2: Metodología de Atención Invidualizada. El Profesional de Orientación de Referencia

El profesional de Orientación de referencia se encarga del diseño del «itinerario individual y personalizado de empleo».

La tutorización del proceso de activación laboral debe ser un servicio ofrecido a todas las personas desempleadas en las que se identifiquen factores de vulnerabilidad ante el empleo.

Los itinerarios de empleo deberán empoderar a cada participante desempleado con los apoyos individualizados, el seguimiento y acompañamiento en las transiciones laborales por el profesional de orientación de referencia.

▪ Medida 3: El Itinerario Personalizado de Empleo

El «Itinerario Individual y Personalizado de Empleo (IPE)» debe guiarse por un criterio prioritario de activación laboral y será necesaria la suscripción y firma de un acuerdo personal de empleo entre el usuario y el Servicio Público de Empleo.

El resultado esperado es que cada persona desempleada comprenda sus mejores opciones y se comprometa con el proceso en una proyección de 12 meses a partir de una serie de actuaciones encaminadas a facilitar su reincorporación al mercado de trabajo.

Estas actuaciones serán planteadas por el orientado laboral en función de las perspectivas de activación de la persona desempleada, teniendo en cuenta las preferencias de ésta.

▪ Medida 4: La Cita Previa con el Orientador de Referencia

Las citas podrán ser demandadas por la persona desempleada o establecidas por el profesional orientado de referencia para garantizar un adecuado seguimiento.

Salvo que haya razones personales que lo justifiquen, la atención al usuario deberá ser más intensa al inicio del PLAN , por ejemplo, una vez a la semana en los primeros 15 días y cada dos semanas durante los dos primeros meses del programa.

Las atenciones, bien presenciales bien a través de otros medios, tendrán como objetivo prioritario conocer cómo evoluciona la persona, cómo se encuentra anímicamente, qué barreras o dificultades está encontrando en la puesta en marcha de las actividades recomendadas, el grado de compromiso con la activación y qué otras necesidades tiene para garantizar que el servicio y la atención están teniendo la utilidad deseada.

▪ Medida 5: Facilitación de las Transiciones Laborales

La temporalidad del mercado de trabajo y el carácter cíclico de determinados sectores productivos, como la hostelería, ofrece oportunidades de incorporación laboral que, aunque no sea una solución a la situación de desempleo para los parados de larga duración, si permiten que puedan obtener ingresos económicos, oportunidades de cotización social y una reactivación laboral, aunque sea de forma transitoria.

Por otro lado, aceptar un empleo de tipo temporal puede resultar negativo para la persona desempleada ya que puede implicar la paralización de servicios, prestaciones o la propia antigüedad en la situación de desempleo, con una carga de gestión y tramitación burocrática que desincetiva al propio desempleado a aprovechar estas oportunidades de empleo.

Se establecerá una Mesa Técnica de los Servicios Públicos de Empleo, para la revisión y simplificación de procedimientos  y que incentiven la activación de los desempleados y garanticen la permanencia de los apoyos que estén obteniendo.

▪ Medida 6: La situación de «Mejora de Empleo»

Con el fin de garantizar la continuidad de los procesos de seguimiento, apoyo y mantenimiento en el empleo de aqueilas personas que provienen de una situación de desempleo de larga duración o que son especialmente vulnerables ante el empleo, se recomienda a los Servicios Públicos de Empleo que fomenten la permanencia de estas personas en el sistema de empleo como demandantes en situación de «Mejora de Empleo», no sólo a efectos de intermediación laboral, sino también de posible participación en políticas activas de empleo que mejoren sus competencias.

▪ Medida 7: Colectivo de Atención Prioritaria, junto con las Personas Jóvenes, para la Red de 3.000 Técnicos de Orientación.

La red de 3.000 personas profesionales de orientación, creada en el marco de los Servicios Públicos de Empleo, que incluye también tareas de prospección y captación de oferta como consecuencia del «Plan de choque por el Empleo Joven», atenderá también, como colectivo prioritario, a las personas paradas de larga duración.

▪ Medida 8: Estrategias de Orientación basadas en Intervenciones Grupales

La especialización de los profesionales de orientación es un elemento que puede facilitar estrategias  de intervención grupal y generación de dinámica de autoayuda, cooperación e intercambio, en grupos de desempleados en los que confluyan características y situaciones comunes en sus itinerarios de empleo.

Se propone la exploración de posibilidades grupales que, a la vez que optimizan los propios recursos, puedan ser oportunidades motivadoras, dinamizadoras y de empoderamiento de los procesos de las personas desempleadas.

Estos procesos grupales tienen en sí mismos un efecto motivador y de ruptura del proceso de aislamiento social que lleva aparejado el paro de larga duración.

▪ Medida 9: Incorporación de Trabajadores Inactivos al sistema de Empleo

Una parte de las personas desempleadas de larga duración – aproximadamente una quinta parte, según datos de la Unión Europea (UE) -, se desmoralizan y se suman a la situación de inactividad como consecuencia de sus infructuosos esfuerzos en la búsqueda de empleo.

Por otra parte, la persona paradas de larga duración tiene una participación menor en las acciones vinculadas a las políticas activas de empleo.

La pérdida de expectativas de incorporación al mercado de trabajo en las situaciones en que se prolonga el paro de muy larga duración – por encima de 24 meses de inactividad laboral – supone un mayor abandono de la inscripción como demandante de empleo y la pérdida de referencia de los Servicios Públicos de Empleo.

Esta situación se acentúa cuando la persona desempleada deja de percibir prestaciones por desempleo, subsidios u otro tipo de renta que implique un ‘compromiso de actividad’.

Para evitar esta desvinculación con los Servicios Públicos de Empleo, éstos promoverán el mantenimiento de la inscripción o la permanencia en el itinerario personalizado de inserción de personas que agotan la prestación o el subsidio, ofreciendo medidas específicas a la persona para tratar de garantizar esa permanencia.

También por dicho motivo, se articularán, en colaboración con los servicios sociales, actuaciones específicas para incorporar al sistema a aquellas personas inactivas que desean trabajar y no se encuentran inscritas en los Servicios Públicos de Empleo.

▪ Medida 10: Renovación de Demanda de Empleo para Parados de Larga Duración (PLD)

Se tratará de reducir los días de espera del reconocimiento de las prestaciones por desempleo (días que transcurren entre la fecha de solicitud y la fecha de resolución) en todos los Servicios Públicos de Empleo, con el objeto de anticipar la atención personalizada a las personas usuarias de dichos servicios.

▪ Medida 11: Reducción de los días de espera para la cita de tramitación de la prestación por desempleo y subsidios y de otros servicios de empleo.

Se estudiará en la Mesa Técnica y se acordará en su caso, una flexibilidad en la renovación de la demanda de empleo de 28 días para las personas desempleadas de larga duración.

Con esta medida se trata de reducir la salida del «sistema de empleo» de personas desmotivadas ante una situación prolongada de desempleo.

Otra medida a estudiar y acordar en la Mesa Técnica es que el registro en el sistema de empleo de cualquier tipo de actuación realizada de manera personalizada por el profesional orientador de referencia con una persona desempleada de larga duración, pueda suponer la renovación automática por un periodo de 3 meses de la demanda de empleo de ésta.

▪ Medida 12: Participación y Colaboración con los Servicios Sociales de cada CC.AA.

Los Servicios Públicos de Empleo establecerán los procedimientos y canales adecuados para contar con la participación de los servicios sociales de cada Comunidad Autónoma con el objetivo de facilitar el acceso de todas las personas paradas de larga duración, principalmente en las que concurran especiales dificultades de acceso al empleo, a estos espacios de atención personalizada.

▪ Medida 13: Participación de las Entidades Locales en Programas de Orientación y Atención Personalizada.

Desde el ámbito local se deberán desarrollar y extender estos Programas de Orientación y Atención Personalizada. Para ello, se promoverán desde los Servicios Públicos de Empleo encuentros y comunicaciones mediante actuaciones de buenas prácticas, vinculadas al desarrollo de aquellos programas que tienen éxito en algunas Comunidades Autónomas.

▪ Medida 14: Las Redes del Tercer Sector Especializadas en la Atención Integral de Colectivos.

Se promoverá la coordinación entre los Servicios Públicos de Empleo y las entidades del Tercer Sector.

La acción coordinada con estas redes especializadas de atención es estratégica para la incorporación y mantenimiento en el mercado de trabajo de los colectivos más vulnerables ante el empleo.

▪ Medida 15: Participación de las Redes de Economía Social y Solidaria.

Las ‘Redes de Economía Social y Solidaria’, con un importante auge durante la última década en distintos territorios, tienen, entre otras líneas de actuación, las de acompañamiento y promoción de sectores de población más vulnerables ante el empleo y el riesgo de exclusión social.

Desde los Servicios Públicos de Empleo, se colaborará con estas redes para la reincorporación al mercado de trabajo de los destinatarios de este PLAN.

▪ Medida 16: Participación de las Entidades y Organizaciones Especializadas y Autorizadas por los Servicios Públicos de Empleo en la Recolocación de los Trabajadores.

Las organizaciones empresariales y sindicales más representativas tienen un papel decisivo en la implementación del Plan Reincorpora-t.

Algunas de estas entidades cubren una gran parte o la totalidad del territorio y operan en varios ámbitos de especialización además de contar con una larga experiencia en el ámbito de la recolocación y de trabajo con todo tipo de colectivos.

2️⃣ Eje: Formación

Este segundo eje comprende las siguientes medidas:

▪ Medida 17: Diseño de los Objetivos Formativos en el IPE

Para las personas paradas de larga duración o especialmente vulnerables ante el empleo, las distintas actuaciones de formación para el empleo dirigidas al aprendizaje, formación y reciclaje profesional serán objetivo de desarrollo y consenso con el profesional técnico de referencia.

La finalidad sería articular un «sistema de formación permanente» a lo largo de la vida laboral que permita hacer frente al proceso continuo de cambio y transformación, constituyendo una garantía tanto para los trabajadores como para las empresas.

Los Servicios Públicos de Empleo facilitarán el acceso a las acciones formativas para el empleo y analizarán con el participante su relevancia en el proceso de reincorporación al mercado de trabajo.

▪ Medida 18: Formación con Compromiso de Contratación

A través de esta medida se pretende fomentar el empleo y la contratación de las personas desempleadas de larga duración, mediante acuerdos que suscriben los Servicios Públicos de Empleo con empresas o entidades para formar a personas en desempleo para su posterior contratación.

La formación podrá ir orientada a la obtención de los certificados de profesionalidad u otras formaciones no asociadas al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales y será teórico-práctica y preferiblemente en formato presencial.

Se realizarán actuaciones para identificar potenciales empleadores que tengan necesidad de cubrir puestos de trabajo y requieran de una formación específica de los trabajadores a contratar.

▪ Medida 19: La Información sobre los Certificados de Profesionalidad

Los Certificados de Profesionalidad son una buena herramienta para facilitar el reciclaje profesional de las personas paradas de larga duración, mejorar su empleabilidad y reducir los tiempos en desempleo mediante su reincorporación al mercado de trabajo.

La diversidad de familias profesionales ofrece un amplio abanico de posibilidades a las personas paradas de larga duración para optar a una formación de calidad y con reconocimiento de título oficial acreditativo de las cualificaciones profesionales correspondientes, a través de la obtención de Certificados de Profesionalidad.

Los Certificados de Profesionalidad deben ser el instrumento básico para la acreditación de las competencias profesionales y para facilitar el aprendizaje y el reciclaje profesional de aquellas personas desempleadas especialmente vulnerables ante el empleo y de las que no tengan un positivo pronóstico de incorporación laboral a 12 meses, sin perjuicio de la posibilidad de cursar otras formaciones como la formación profesional del sistema educativo.

El profesional técnico de orientación deberá valorar, atendiendo a los recursos existentes en su territorio y a las competencias y necesidades del desempleado, si los Certificados de Profesionalidad son la opción más acertada y viable para cubrir las necesidades formativas de la persona parada de larga duración, facilitándole toda la información necesaria para poder acceder a la acreditación de sus competencias a través del reconocimiento de la experiencia profesional.

Por su parte, los Servicios Públicos de Empleo en cada territorio deberán dar prioridad y generar opciones para acreditar las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral de las personas paradas de larga duración e impulsar la obtención de Certificados de Profesionalidad vinculados a las familias profesionales mayormente demandadas.

Para ello se desarrollará una oferta abierta todo el año en formación profesional para la obtención de los Certificados de Profesionalidad, con programación anual o plurianual según la duración de la especialidad, que deberá estar presente en todas las grandes ciudades.

También se considerarán aquellas especialidades formativas vinculadas a empleos que se vayan a necesitar por las empresas en el territorio correspondiente en los próximos 3 años, como medida de anticipación para evitar dejar sin cubrir las nuevas ofertas que se produzcan en la zona.

▪ Medida 20: Formación en Competencias Claves

Los profesionales técnicos de orientación deberán identificar si la persona desempleada debe o no adquirir competencias clave: lenguas castellana (y otras lenguas oficiales en las CC.AA), las lenguas extranjeras, matemáticas, etc.

Por otro lado, los Servicios Públicos de Empleo realizan convocatorias para la evaluación de las competencias clave que hayan adquirido las personas a través de otras vías, de manera que, una vez superadas las pruebas correspondientes, la administración laboral competente expida dicha certificación de competencia clave.

Las competencias clave que se pueden adquirir son las siguientes:

  • Comunicación en Lengua Castellana (nivel 2 y nivel 3).
  • Competencia matemática (nivel 2 y nivel 3).
  • Comunicación en lenguas extranjeras (nivel 2 y nivel 3).
  • Comunicación en lenguas oficiales en las CC.AA. (nivel 2 y nivel 3)

▪ Medida 21: Formación en Competencias Digitales

Estos programas están dirigidos a dar respuesta a las nuevas necesidades provenientes del proceso de cambio tecnológico, digital y productivo.

Estos programas deberán contemplar de manera particular las necesidades del colectivo de trabajadores mayores de 45 años y de aquellos otros con menores competencias digitales. De manera especial el del colectivo de mujeres paradas de larga duración.

Dentro del Marco Europeo sobre competencias digitales para el aprendizaje permanente, se impulsarán contenidos comunes homologables en los programas formativos, de tal manera que, en los tres años de duración del Plan Reincorpora-t, las personas paradas de larga duración, podrán adquirir las competencias digitales necesarias y mejorar su cualificación profesional.

En esta línea, se trabajará con las personas paradas de larga duración en una doble vía:

  • Adquisición de los conocimientos básicos y suficientes para el uso de la tecnología como herramienta de trabajo, imprescindible para el acceso a la mayoría de los empleos, impulsando cursos de formación de nivel básico en soluciones de Microsoft (Excel, Word, Power Point, Outlook e Internet en general).
  • Adquisición de conocimientos específicos vinculados a una especialidad tecnológica (lenguajes de programación, desarrollo de aplicaciones, robótica, etc). En este caso, se impulsarán acciones formativas concretas y especializadas.

Con la finalidad de reducir la brecha de género en el sector tecnológico y favorecer la adquisición por las mujeres de competencias digitales, los profesionales técnicos que atiendan a las personas paradas de larga duración, informarán de forma especial a las mujeres para se animen a participar en estas especialidades formativas, dando prioridad a sus solicitudes.

▪ Medida 22: Programas de Formación orientados a la Cualificación en Sectores de Interés Preferente e Interés Público

Nuevas necesidades sociales vinculadas en torno al cambio climático y la transición ecológica, el reto demográfico del despoblamiento del mundo rural y el envejecimiento de la población, así como las necesidades de servicios de proximidad y cuidados como resultado de los cambios organizativos y modelos de vida actuales; articulan sectores y actividades de interés preferente en los que se generarán importantes yacimientos de empleo.

Se priorizará la cualificación de las personas paradas desempleadas de larga duración en sectores de interés preferente, entre otros, aquellos relacionados con:

  • La sostenibilidad ambiental y transición energética vinculada a medidas de lucha contra el cambio climático, cualificación agraria, forestal y empleo rural.
  • El ámbito de los cuidados, asistencia personal y servicios de proximidad y dependencia.
  • Todos aquellos derivados de los procesos de digitalización y cambio tecnológico.
  • Así como todos los que se identifiquen en el Informe Anual de Prospección y Detección de Necesidades Formativas del Observatorio de las Ocupaciones.

▪ Medida 23: Programa para la Reincorporación de Personas Paradas con 24 meses y más en Desempleo.

Las personas paradas de larga duración, además del deterioro de sus capacidades profesionales, sufren una mayor falta de motivación e inseguridad ante una posible reincorporación laboral, lo que suma una pérdida de autoestima que las hace más vulnerables a la reinserción laboral.

Los Servicios Públicos de Empleo diseñarán actuaciones y servicios que puedan atender los procesos de preparación y motivación para la reincorporación al mercado de trabajo, especialmente para las personas desempleadas que llevan 24 meses y más en paro.

Para organizar esas actuaciones podrán guiarse por estrategias grupales, locales y/o sectoriales, con posibilidades de incorporar dinámicas de apoyo mutuo y dotadas, en todo caso, de una perspectiva de género.

Se contará  con la colaboración de los oportunos servicios sociales y de salud, cuya intervención será solicitada o facilitada por el Orientados que siga la trayectoria profesional de la personas parada de larga duración.

3️⃣ Eje: Oportunidades de Empleo

El Plan Reincorpora-t en este eje incluye las actuaciones que tienen por objeto incentivar a la contratación, la creación de empleo o el mantenimiento de los puestos de trabajo de calidad para personas paradas de larga duración y colectivos especialmente vulnerables ante el empleo con el fin de avanzar hacia un mercado de trabajo más inclusivo y sostenible.

Entre las medidas para incentivar la contratación están las bonificaciones a la creación de empleo.

Se propone racionalizar el régimen de bonificaciones, fruto de una evaluación previa de su eficiencia, limitándolas a facilitar el acceso al mercado de trabajo a aquellos colectivos más vulnerables ante el empleo.

El «Plan Director por un Trabajo Digno» incluye una amplía batería de medidas para luchar contra la precariedad laboral, medidas que se dirigen a revertir los problemas más graves que presenta nuestro mercado de trabajo y que, de manera más relevante, afectan a los colectivos más vulnerables ante el empleo.

▪ Medida 24: Programa de Sensibilización para la Inclusión de Cláusulas Sociales en los Procesos de Contratación

Los Servicios Públicos de Empleo promoverán aquellas acciones formativas, campañas de información y buenas prácticas dirigidas a los agentes públicos responsables de la contratación para la incorporación de consideraciones sociales que favorezcan un mercado de trabajo inclusivo y sostenible.

Se puede valorar que para aquellos contratos públicos que impliquen la necesidad para la empresa adjudicataria de contratar al menos a 10 nuevos trabajadores para su realización, se incorpore como criterio de adjudicación la contratación de personas paradas en larga duración, siempre que ello pueda vincularse al objeto del contrato en los términos previstos en el artículo 145 de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público (LCSP).

La valoración del criterio dependerá del número de personas paradas de larga duración, respecto del máximo de personal posible.

▪ Medida 25: Programa de Seguimiento de la Incorporación de Claúsulas Sociales en los Procesos de Contratación.

Los Servicios Públicos de Empleo, atendiendo a las prioridades territoriales, sectoriales y de los sectores más vulnerables ante el empleo, diseñarán actuaciones de seguimiento y fomento de las buenas prácticas en la contratación pública.

▪ Medida 26: Provisión de Trabajadores para el Cumplimiento de Cláusulas Sociales

Los Servicios Públicos de Empleo, con la colaboración de otras entidades especializadas, facilitarán a las empresas licitadoras, candidaturas de trabajadores que cumplen las cláusulas sociales requeridas en los procesos de contratación pública.

▪ Medida 27: Fomento de los Contratos reservados para Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social y para Empresas de Inserción Reguladas

El SEPE promoverá el cumplimiento de la aplicación, por los órganos del Sector Público Estatal, del porcentaje mínimo de reserva señalado en la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público que señala que se fijarán porcentajes mínimos de reserva del derecho a participar en los procedimientos de adjudicación de determinados contratos a Centros Especiales de Empleo de iniciativa social y a empresas de inserción reguladas (a condición de que el porcentaje de trabajadores con discapacidad o en situación de exclusión social de los Centros Especiales de Empleo, de las empresas de inserción o de los programas sea el previsto en su normativa de referencia, fijando las condiciones mínimas para garantizar el cumplimiento de lo establecido).

▪ Medida 28: Empresas socialmente comprometidas con la Inserción de Personas Desempleadas de Larga Duración.

Se propone articular un sistema que genere un valor añadido mediante el incremento del crédito formativo para las empresas que incorporen y mantengan de forma estable tasas de inserción de trabajadores parados de larga duración.

Aquellas empresas que en la creación de empleo neto incorporen y mantengan de forma estable un porcentaje de trabajadores desempleados de larga duración superior al 10% se bonificarán con una ampliación de su crédito formativo del 5% para el ejercicio siguiente en el que se cumpla tal condición.

La estabilidad en el empleo para su cómputo, deberá ser superior a un año continuado de trabajo.

Se promoverán las medidas de modificación de la normativa de la ley actual que regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral.

Esta modificación servirá para incluir la «Responsabilidad Social corporativa (o Empresarial)» como nuevo criterio de cuantificación de bonificación del crédito formativo, entendida dicha responsabilidad como el compromiso con la reducción del paro de larga duración asumido mediante la contratación indefinida y estable de desempleados parados de larga duración asumido mediante la contratación indefinida y estable de estos desempleados y otros colectivos vulnerables ante el empleo.

Además, se estudiarán con el Ministerio de Hacienda y con el Ministerio de Economía y Empresa las medidas de incentivación fiscal adecuadas, tales como deducciones por la creación de empleo estable para desempleados de larga duración.

Las deducciones serán mayores cuando el empleador haya contratado a uno o más profesionales considerados como de menor empleabilidad, según criterios previamente definidos. Entre estos factores, podrán considerarse:

  • Si pertenecen a un género infrarrepresentado en la ocupación referida.
  • Si carecen de ingresos y tienen más de 61 años.
  • Si han permanecido durante la mayor parte de su vida profesional en una ocupación ahora desaparecida en la zona en la que residen.
  • Si están próximos a la edad de acceso al derecho a pensión contributiva de la Seguridad Social y existe el riesgo de no cumplir con el requisito de la carencia exigible.
  • Si han sufrido una enfermedad grave que les ha dejado en una situación de incapacidad temporal durante periodos superiores a 18 meses y pérdida del puesto de trabajo.
  • Si tienen hijos menores a cargo.
  • Si han llegado a una determinada edad sin cualificación.
  • Si han estado internados en instituciones penitenciarias o centros de rehabilitación.
  • Otros factores.

Los Servicios Públicos de Empleo de cada Comunidad Autónoma, una vez definidos sus criterios, abrirán un censo donde podrán incorporar a las personas desempleadas de larga duración en las que concurran estas características para poder ponerlas a disposición de los profesionales de Orientación Laboral, por un lado, y de los potenciales empleadores, por otro, con la finalidad de darles prioridad en las oportunidades de empleo que surjan.

Adicionalmente, los Servicios Públicos de Empleo mantendrán un registro especial de empresas oferentes de empleo que por sus especiales características (temporalidad, poca cualificación, campañas de recogida de productos agrícolas, etc.) puedan ser ofertadas de forma preferente a las personas desempleadas de larga duración.

▪ Medida 29: Empresas socialmente comprometidas con la Inserción de Personas con Discapacidad.

Se propone articular un sistema que genere un valor añadido mediante el incremento del crédito formativo para las empresas y otras entidades privadas que superen y mantengan de forma estable tasas de inserción para personas con discapacidad por encima de las exigencias legales.

Las Microempresas (1 a 9 trabajadores) y Pequeñas Empresas ( de 10 a 49 trabajadores) que, sin estar obligadas a la tasa de reserva del 2% por tener menos de 50 trabajadores, mantengan en plantilla tasas superiores al 5% de trabajadores con discapacidad, se bonificarán con una ampliación de su crédito formativo del 10% para el ejercicio siguiente en el que se cumpla la condición.

Las empresas que, estando obligadas a la tasa de reserva del 2% por tener 50 y más trabajadores, mantengan en plantilla tasas superiores al 10% de trabajadores con discapacidad, se bonificarán con una ampliación de su crédito formativo del 5% para el ejercicio siguiente en el que se cumpla la condición.

▪ Medida 30: Empresas socialmente comprometidas con la Inserción de Mujeres Víctimas de Violencia de Género

Garantizando la confidencialidad de los datos de las destinatarias, se promoverá, en colaboración con el «Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades«, la creación de una red de empresas en las que se facilite la colocación de mujeres desempleadas víctimas de violencia de género.

Para estar incluidas en esta red, las empresas deberán contar con las medidas de flexibilización de tiempo y lugar de trabajo adecuadas, también se tendrá en consideración su evolución en cuanto a sus «Planes de Igualdad» y se fomentará una vía de intermediación laboral prioritaria entre oferta y demanda de empleo en estas empresas.

▪ Medida 31: Empresas socialmente comprometidas y el Currículum Vitae Anónimo para la Selección de Personal.

Diversos estudios han puesto de manifiesto la existencia de sesgos discriminatorios (en muchos casos inconscientes) en los procesos de selección de personal.

Cuando esto ocurre, se descartan con mayor frecuencia a mujeres o a personas que tienen nombres con connotaciones extranjeras, o con edades consideradas no idóneas por la razón que fuere.

Esta situación discriminatoria se manifiesta en mayor medida cuando son personas paradas de larga duración.

El SEPE, para evitar posibles sesgos discriminatorios, en colaboración con el «Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades«, promoverá la implantación de procesos despersonalizados de selección, utilizando el currículum «anónimo o ciego«, para sensibilizar a las empresas sobre la existencia de estos sesgos, a veces inconscientes, y de cómo detectarlos y combatirlos.

Los procesos de selección despersonalizados se centran exclusivamente en las capacidades de la personas candidata al puesto de trabajo a cubrir y suprimen referencias personales irrelevantes para el puesto, tales como: nombre, edad, fotografía u otras circunstancias personales.

▪ Medida 32: Empresas que reciben Ayudas y Subvenciones de las Administraciones Públicas, y su Contribución a la Contratación de Personas Paradas de Larga Duración.

Las empresas que reciban ayudas y/o subvenciones de las administraciones públicas por importe de 150.000 o más euros anuales para la prestación de cualquier tipo de obra o servicio y que cuenten con 10 o más trabajadores tendrán en cuenta, cuando sea necesario el incremento de su plantilla, candidaturas de personas desempleadas de larga duración para la contratación de, al menos, un trabajador de este colectivo.

Estas empresas gozarán de los beneficios en materia de formación profesional y de posibles incentivos fiscales que se recogen en la Medida 28.

Cuando los beneficiarios sean pequeñas empresas o microempresas se valorará el impacto para tomar esta medida.

Objetivo 3: Fomento de la Contratación en Actividades de Interés Preferente e Interés Público.

▪ Medida 33: Programas de Contratación para Actividades de Interés Preferente y Utilidad Pública para la Reactivación de las Personas Paradas de Larga Duración con especial atención en el Medio Rural.

Los servicios de proximidad y de atención a las personas tienen extraordinaria importancia en el mundo rural.

Este sector es muy importante para activar el empleo en dicho ámbito, ya que supondría transformar el problema del envejecimiento que afecta a la población del medio rural en una oportunidad de empleo que preste servicios a los residentes en este medio.

Para ello:

  • Se tratará de resolver los problemas que limitan el acceso a la formación con certificado de profesionalidad.
  • Se potenciará el emprendimiento en el ámbito local para la prestación de estos servicios (impulsando la fórmula de las cooperativas de trabajo asociado).

▪ Medida 34: Fomento del Partenariado para Acciones de Interés Medioambiental y Contra el Cambio Climático en el Medio Rural promovidas por Entidades Locales, Empresas y Entidades de la Economía Social.

El reto demográfico del despoblamiento rural generalizado en todo el Estado ha supuesto un progresivo abandono de la actividad rural y de la conservación de su patrimonio natural.

Se incentivarán proyectos de interés general relacionados con el medioambiente y contra el cambio climático que dinamicen el mundo rural y ayuden a su conservación mejorando la vida de sus habitantes, tales como: Proyectos de conservación de la biodiversidad, mantenimiento forestal, reforestación y prevención de incendios, control de especies invasoras, proyectos de transición energética, transición agrícola a modelos ecológicos y sostenibles o similares, pueden contribuir a la fijación de población y a la generación de empleo en el medio rural.

▪ Medida 35: Medidas en el Ámbito Rural

Con el objetivo de apoyar el mantenimiento y la llegada de población al ámbito rural, se estudiarán medidas de incentivo a la incorporación de trabajadores jóvenes en sector agropecuario.

Dichas medidas se podrán orientar, en particular, a favorecer la sustitución de trabajadores jubilados por trabajadores jóvenes, evitando en todo caso, medidas que puedan generar incentivos a la prejubilación.

▪ Medida 36: Medidas en el Ámbito Rural

Con el objetivo de apoyar el mantenimiento y la llegada de población al ámbito rural, se estudiarán medidas de incentivo a la incorporación de trabajadores jóvenes en sector agropecuario.

Dichas medidas se podrán orientar, en particular, a favorecer la sustitución de trabajadores jubilados por trabajadores jóvenes, evitando en todo caso, medidas que puedan generar incentivos a la prejubilación.

▪ Medida 37: Desarrollo del Comercio y Redes de Consumo de Proximidad

Los pequeños productores agropecuarios y artesanos tienen dificultades de acceso a los mercados ordinarios, por lo que ven condicionada la viabilidad y sostenibilidad de sus actividades económicas.

Se fomentará, la regulación y promoción del comercio de proximidad y redes de consumo cortas que generen un mayor retorno económico y las posibilidades de sostenibilidad para las productores primarios en el ámbito rural.

▪ Medida 38: Promoción del Trabajo Decente en el Ámbito del Trabajo Doméstico.

Las personas que trabajan en el ámbito doméstico, en su inmensa mayoría mujeres y muchas de ellas inmigrantes, son un colectivo que sufre particulares situaciones de desprotección y abusos en el trabajo.

Su trabajo es a menudo poco reconocido, y su vulnerabilidad laboral y social es de las más altas del mercado de trabajo.

Este ámbito laboral es un entorno en el que personas paradas de larga duración, también pueden encontrar oportunidades de empleo, siendo necesario promover la mejora de las condiciones laborales.

En particular, se promoverá el avance del derecho de la libertad sindical y de asociación de las personas que trabajen en el ámbito doméstico.

Igualmente, en el seno de una Mesa Técnica, se avanzará para que disfruten de condiciones de empleo más equitativas y unas condiciones de trabajo más decentes.

▪ Medida 39: Cualificación y Acreditación de Competencias de los Cuidadores no Profesionales de Personas en Situación de Dependencia.

Se pone en valor la figura del cuidador no profesional de personas en situación de dependencia, quien en muchos casos se ve abocado a abandonar supuesto de trabajo, y por tanto a interrumpir su carrera de cotización a la Seguridad Social, para cuidar de la persona dependiente, convirtiéndose en una persona parada de larga duración sin reconocimiento de una tarea que constituye, de hecho, una verdadera ocupación.

Esta medida viene a hacer justicia a este colectivo, que está formado en su inmensa mayoría por mujeres, ya que tradicionalmente son ellas las que asumen los cuidados de las personas dependientes.

El Sistema Nacional de Empleo adoptará las medidas necesarias para promover la formación profesional de este colectivo de cuidadores no profesionales en el marco del Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales y el correspondiente Catálogo Modular de Formación Profesional gestionado por el Instituto Nacional de las Cualificaciones (INCUAL).

Con ello se mejorará la prestación de los cuidados y servicios en el presente y se facilitará la continuidad profesional de este colectivo en el sector de actividad de cuidados personales en el futuro.

▪ Medida 40: Elaboración de una Guía Práctica de Identificación, Prevención, y Evaluación de Riesgos Laborales en el Hogar Familiar.

Según el Convenio 189 de la OIT, a la espera de ser ratificado por España, la expresión «trabajo doméstico» designa el trabajo realizado en un hogar u hogares o para los mismos, y la expresión trabajador doméstico designa a toda persona, de género femenino o género masculino, que realiza un trabajo doméstico en el marco de una relación de trabajo.

Igualmente establece que todo trabajador doméstico, tiene derecho a un entorno de trabajo más seguro y saludable.

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, elaborará una Guía Práctica de Identificación y Evaluación de Riesgos Laborales en el Hogar Familiar.

▪ Medida 41: Reforzar la Causalidad de la Contratación Temporal y del Contrato a Tiempo Parcial.

El contrato más utilizado en el año 2018 (1 de cada 3 nuevos contratos realizados), fue el contrato temporal a tiempo parcial.

En la contratación a tiempo parcial, no querida por la gran mayoría de las que la sufren y que afecta en un 60% a las mujeres, está el germen de la «brecha salarial» entre hombres y mujeres.

Por tanto, se promoverá que el uso de la contratación temporal se ajuste al principio de causalidad, evitando su uso abusivo; fomentando la contratación a jornada completa y evitando las enormes diferencias (60%-40%) entre mujeres y hombres en este tipo de contratación; y apostando y potenciando la contratación indefinido.

▪ Medida 42: Incentivar la Contratación Indefinida y Estable de las Personas Paradas de Larga Duración.

La atención a las personas desempleadas de larga duración es crucial para mejorar el nivel de empleo de este colectivo, especialmente vulnerable, ya que con la prolongación de la situación de desempleo se pierden paulatinamente las posibilidades de reinserción en el mercado laboral, lo que supone una amenaza notable a la cohesión social.

Se introduce un incentivo para los empleadores que contraten indefinidamente a personas desempleadas e inscritas en la oficina de empleo al menos 12 meses en los 18 meses anteriores a la contratación.

Dicho incentivo a la contratación de parados de larga duración será una bonificación de la cuota empresarial a la Seguridad Social por trabajador contratado de 108,33 euros/mes (1.300 euros/año) durante un periodo de 3 años.

Cuando estos contratos se concierten con mujeres, las bonificaciones indicadas serán de 125 euros/mes (1.500 euros/año) durante el mismo periodo de tiempo. Y si el contrato se celebra a tiempo parcial las bonificaciones se disfrutarán de manera proporcional a la jornada de trabajo pactada en el contrato.

Para la aplicación de este incentivo la empresa deberá mantener en el empleo al trabajador contratado al menos 3 años desde la fecha de inicio de la relación laboral y mantener el nivel de empleo en la empresa alcanzado con el contrato durante, al menos, 2 años desde su celebración.

▪ Medida 43: Programas de Contratación para Actividades de Utilidad Preferente e Interés Público

Estos Programas se podrán desarrollar tanto en ámbitos urbanos como rurales, manifestando hasta la fecha unos buenos resultados en ciudades medias.

Para todos aquellos programas de contratación para actividades de interés preferente y utilidad pública, ya sean en el ámbito rural o urbano, en pequeños municipios, ciudades medianas o grandes distritos de ciudades se consolidará un marco se seguridad jurídica para los ayuntamientos y entidades públicas participantes, desarrollando un modelo de contrato, cuya utilización esté reservada a las instituciones y entidades públicas que contraten a personas que sufren el paro de larga duración, derivadas a estos programas por los Servicios Públicos de Empleo. De manera que esta contratación asegure que una parte de la jornada se dedica a formación, acompañamiento u orientación para el empleo.

La selección de las personas trabajadoras no regiría por el principio de mérito, sino por necesidad o derivación de los servicios sociales y los servicios de empleo.

Se trata de regular una relación laboral, cuyo único objetivo será favorecer que las personas paradas de larga duración retomen el contacto con el mundo laboral para aumentar su empleabilidad y favorecer su reincorporación laboral en otro empleo.

▪ Medida 44: Seguimiento y Evaluación del Cumplimiento de la Ley de Contratos del Sector Público, en materia de Contratación y Condiciones de Empleo de las Personas con Discapacidad, en todas las Administraciones Públicas.

La nueva Ley de Contratos del Sector Público, refuerza de modo relevante la dimensión social e inclusiva de la contratación pública.

aunque se ha aceptado la petición de prohibir hacer contrataciones con empresas que no cumplan con la cuota mínima de reserva del 2% de puestos de trabajo para personas con discapacidad, no se ha aceptado la exclusión de acceso a subvenciones a las empresas que no cumplan con esa exigencia.

Se hace mención expresa a la inserción sociolaboral de personas con discapacidad y el nuevo texto legal recoge disposiciones suficientes que obligan a que en los pliegos de licitación y en las fases de contratación se cumplan los requisitos de accesibilidad universal.

Además, se fija un porcentaje mínimo de reserva de contratos con los Centros Especiales de Empleo por parte de la Administración General del Estado (AGE), a nivel autonómico y local deberán ser dichas administraciones quienes establezcan dicho umbral mínimo.

▪ Medida 45: Fomento y Visibilidad de las Ofertas de Empleo Público para las Personas con Discapacidad

Se fomentarán convocatorias específicas de empleo público para personas con discapacidad intelectual, garantizando la cobertura efectiva de un mínimo del 2% de la tasa de reserva para personas con discapacidad intelectual.

Se mejorará la visibilidad de las ofertas públicas que convocan tanto las Administraciones Públicas como las entidades del Sector Público Institucional.

▪ Medida 46: Ampliación de la Tasa de Reserva para Personas con Discapacidad en las Administraciones Públicas y Sector Público Institucional.

Se propondrá el incremento de la tasa de reserva para personas con discapacidad en todas las ofertas de empleo público.

Se propondrá aumentar el límite máximo acumulable de plazas de reserva (actualmente es del 10%).

▪ Medida 47: Apoyo a la Mujer en el Entorno Rural

Las mujeres rurales suman un total de 5 millones de personas. Es un colectivo importante y clave desde todos los puntos de vista: empleo, dignificación de las condiciones de trabajo, mantenimiento y fijación de la población en el mundo rural que afecta a miles de municipios españoles.

Se desarrollarán por parte de los Servicios Públicos de Empleo y las Administraciones Locales actuaciones en favor de las mujeres en entornos rurales, tales como acciones formativas, especialmente en tecnologías TIC y nuevos sectores de futuro, aprovechando las posilbilidades de las nuevas tecnologías y con monitores y tutores con posibilidad de enseñanza online.

No obstante, la formación online debe ser una opción más y no la única porque el entorno rural tiene hoy una conectividad muy deficiente o inexistente en grandes zonas del país, lo que es obligado corregir para garantizar la igualdad de acceso a las nuevas tecnologías.

En esta línea de actuación, se impulsará un programa específico para la adquisición de competencias digitales por parte de las mujeres en el mundo rural.

Se modificará la actual normativa para facilitar, entre otras, la formación con certificado de profesionalidad.

Se facilitará el acceso a las ayudas para la incorporación a actividades agrarias. En este sentido, se tendrá en cuenta, para corregir las actuales ineficiencias, que las ayudas contempladas en la Política Agraria Común (PAC) están limitadas a jóvenes (hasta 40 años) y las gestionan las Comunidades Autónomas.

Con el objetivo de facilitar la incorporación de las mujeres al trabajo autónomo, se adquiere el compromiso de establecer mecanismos que faciliten el acceso a la financiación, que es el factor más limitante a la hora de emprender.

▪ Medida 48: Programa de Seguimiento a Personas Trabajadoras en el Ámbito de los cuidados en el Entrono Doméstico

Existe un fuerte impacto negativo de género en el ámbito de los cuidados a las personas que se evidencia a través de dos hechos:

  • Muchas mujeres se convierten en cuidadoras por imposición de circunstancias económicas y sociales, y no por libre elección.
  • No existe un reparto equitativo de labores de cuidado entre los hombres y las mujeres, generando evidentes situaciones de desigualdad.

Los Servicios Públicos de Empleo promoverán actuaciones específicas, de seguimiento del empleo doméstico, para contribuir a garantizar un trabajo digno y la protección de las personas desempleadas que se incorporan a estas ocupaciones.

▪ Medida 49: Programa de Seguimiento de la Contratación, en el Mercado Ordinario, de Mujeres con la Calificación de «Situación de Exclusión Social».

Se proponen actuaciones dirigidas a garantizar la calidad y el mantenimiento del empleo en el mercado ordinario de trabajo, para mujeres con reconocidos factores de vulnerabilidad social y dificultades de inserción laboral.

Se establecerá un conjunto de acciones de orientación y acompañamiento individualizado, en las que se procurará, para su efectividad, la máxima coordinación entre el orientador de referencia y los técnicos responsables de los servicios sociales como garantía del éxito de dichas acciones.

5️⃣ Eje: Emprendimiento

La actividad por cuenta propia, tanto de forma individual (trabajo autónomo), como colectiva (en las diferentes fórmulas jurídicas de la economía social), se ha convertido en los últimos años en un eje fundamental para el desarrollo de un empleo estable.

Hoy más de un 18% de la población ocupada realiza su actividad a través de estos sistemas.

La edad media de puesta en marcha de estas iniciativas está en el entorno de los 40 años.

El incremento del emprendimiento en personas mayores de 45 años o en el caso de mujeres, está relacionado con la propia situación de desplazamiento del mercado laboral.

Este emprendimiento «por necesidad», tras periodos previos de empleo por cuenta ajena o por una situación prolongada de desempleo, requiere de la articulación de apoyos institucionales y sociales para  incrementar las posibilidades  de viabilidad de las iniciativas.

▪ Medida 50: Promoción del Autoempleo y Emprendimiento Colectivo

Tanto en el ámbito urbano como en el rural, el autoempleo debe dejar de ser la asignatura pendiente en los Servicios de Orientación para el Empleo.

El Itinerario Individual y Personalizado de Empleo (IPE) de cada desempleado deberá contemplar un apartado sobre motivación y oportunidades de iniciativas de autoempleo, con los servicios y actuaciones que se consideren pertinentes.

Entre otras actuaciones, los apoyos técnicos atenderán de manera específica y prolongada en el tiempo los aspecto de cada iniciativa de emprendimiento relacionados con la viabilidad y sostenibilidad económica, las dimensiones financieras y los modelos gerenciales.

▪ Medida 51: Desarrollo Local y Economía Social

Las iniciativas de autoempleo y las de economía social, en general, nacen y tienen un fuerte arraigo local y, mayoritariamente, son actividades centradas en el sector de servicios.

Muchas de sus actividades están vinculadas a experiencias territoriales, a las necesidades de las personas y de las comunidades.

Es conveniente apoyar las iniciativas de autoempleo y economía social favoreciendo la seguridad y certeza a los cooperativistas y a las empresas usuarias.

El desarrollo de la economía social en el ámbito local aporta valores imprescindibles, como son:

  • Relevo generacional en los negocios tradicionales.
  • Oferta de servicios en zonas en riesgo de despoblación.
  • Factor de mantenimiento de población en los ámbitos rurales.
  • Generación de nueva actividad entre las mujeres, en particular en el ámbito rural.
  • Sostenibilidad y apoyo al medio ambiente.
  • Transferencia de tecnologías al medio rural.
  • Resistencia frente a la deslocalización.

Todos estos valores promueven en particular el trabajo entre la población de mayor edad, más vinculada a su territorio, y permiten innovaciones en el modelo de actividad.

▪ Medida 52: El Marco Local para Iniciativas Colaborativas de Orientación y Atención Personalizada: Lanzaderas de Empleo, Servicios de Asesoramiento y Mentoring para Iniciativas de Emprendimiento.

Los Municipios y los Programas de Desarrollo Local se han convertido en el eje central de promoción y seguimiento de nuevas iniciativas vinculadas al tejido territorial.

Deben potenciarse las iniciativas privadas, ya puestas en marcha, que permiten el contacto entre empresas y sus servicios en común a través de lanzaderas de nuevos empleos; servicios de asistencia técnica, financiera y tecnológica; modelos de comercialización online; centrales colectivas de suministros; etc.

▪ Medida 53: Desarrollo Rural y Emprendimiento

Resulta habitual que las personas paradas mayores de 45 años retornen a sus poblaciones de origen, donde consideran que encontrarán mayor cobertura social y familiar. Por ello, estos programas deben dirigirse en particular a mantener esta población con nuevo empleo y autoempleo.

Además, estos programas deben atraer nuevas iniciativas, en especial entre la población inmigrante que sufre este efecto del paro de larga duración, y que puede estar más preparada para abordar los trabajos que ofrece el mundo rural.

Las ayudas que fomenten el autoempleo y la economía social tendrán mayor intensidad cuando las actividades se implanten en localidades con población inferior a 5.000 habitantes, como medio para que la aparición de la actividad emprendedora sea más atractiva en las zonas con un menor dinamismo económico y, además, propicie un mayor equilibrio entre el empleo rural y urbano.

▪ Medida 54: Apoyo a la Economía Social y Solidaria

Desde las administraciones competentes se podrá promover la reorientación, con el fin de que tengan en cuenta las condiciones especiales de las iniciativas de autoempleo y se conviertan en instrumentos realmente eficaces para la financiación del nuevo emprendimiento.

Se propone el apoyo a los nuevos instrumentos financiero de la economía social y solidaria que han demostrado una alta efectividad en la creación de empleo, consiguiendo otros efectos complementarios de tipo social (fortalecimiento de la intercooperación, creación de redes…), cultural y psicosocial (aumento de la confianza en uno mismo, mayor cohesión y apoyo entre los socios, impulso a la participación de la mujer…) y de sostenibilidad ambiental.

Estos instrumentos financieros, tipo «bancos éticos» o «entidades de crédito de redes» se orientan a pequeños y muy pequeños emprendedores, con un alto potencial de generación de empleo y normalmente en sectores innovadores (social, medioambiental y local)

▪ Medida 55: Educación y Sensibilización para el Fomento de una Cultura de Emprendimiento y la Economía Social.

Para el mejor desarrollo del Plan Reincorpora-t, se fomentarán acuerdos de colaboración desde los Servicios Públicos de Empleo con la Dirección General de Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas, fomentando la cultura emprendedora a través de servicios de asistencia, información y asesoramiento , promoviendo medidas de apoyo institucional y llevando a cabo distintas actuaciones de orientación para el empleo y el autoempleo.

6️⃣ Eje: Mejora del Marco Institucional

Este eje recoge las actuaciones dirigidas a la mejora de la gestión, colaboración, coordinación y comunicación dentro del Sistema Nacional de Empleo y el impulso para su modernización

Por su propia naturaleza, los objetivos de este Eje son instrumentales, en la medida en que su cumplimiento tendrá como resultado una mayor eficacia de los Servicios Públicos de Empleo en los objetivos finalistas de activación e inserción.

▪ Medida 56: Modernización e Innovación de las Estructuras Organizativas y Modalidades de Atención y Prestación de Servicios de Empleo.

Las distintas mejoras introducidas en el Sistema de Empleo relativas a la inscripción telemática, actualización y gestión de datos en el registro, uso de aplicaciones móviles y otras actuaciones que potencian el uso de las redes sociales, deberán contemplar la brecha digital y otras dificultades de accesibilidad telemática existentes para colectivos, como el de las personas mayores de 45 años, o por motivos tecnológicos, como la fata de señal en determinados espacios rurales.

Los Servicios Públicos de Empleo adaptarán sus canales de comunicación para favorecer la accesibilidad a la información de todos los usuarios.

▪ Medida 57: Participación de los Interlocutores Sociales y Colaboración con los Agentes que Trabajan en el Ámbito del Empleo.

Desde los Servicios Públicos de Empleo, se llevarán a cabo las actuaciones correspondientes para incrementar la participación de los interlocutores sociales y mejorar la colaboración con los agentes que trabajan en el ámbito del empleo, todo ello en los términos recogidos en la Ley de Empleo.

▪ Medida 58: Reforzar la Cooperación Institucional, Especialmente con los Servicios Sociales y el Ámbito Rural.

Se reforzará la cooperación institucional de las Administraciones Públicas con los servicios sociales, para garantizar una atención específica y más adecuada para los colectivos socialmente más vulnerables.

Se establecerán sistemas de colaboración con el mundo rural, que favorezcan la participación de las localidades de menor población en el desarrollo de acciones para la mejora de la empleabilidad y el fomento del empleo, y , así, contribuir a evitar el despoblamiento de los municipios, fijando la población al territorio.

▪ Medida 59: Acuerdos de Colaboración con la ITSS

Se fomentarán los acuerdos de colaboración entre los Servicios Públicos de Empleo a todos los niveles y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) para garantizar la correcta aplicación de las medidas contenidas en este Programa y en le Plan Director por el Trabajo Digno.

▪ Medida 60: Promover la Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres y la Igualdad de Trato por cualquier circunstancia Personal o Social.

En línea con el objetivo del Gobierno de promover la igualdad efectiva de mujeres y hombres y la igualdad de trato y oportunidades independientemente de cualquier circunstancia personal y/o social, se incentivarán las medidas necesarias para hacer efectiva dicha igualdad, generando oportunidades de ocupación para las personas desempleadas de larga duración y aquellas más vulnerables ante el empleo.

▪ Medida 61: Reforzar las Actuaciones de Seguimiento, Control y Evaluación.

El SEPE ha de dirigir y ser el garante del desarrollo y cumplimiento del Plan Reincorpora-t. Para ello establecerá las correspondientes medidas de seguimiento y control de las actividades del Plan Reincorpora-t, así como su evaluación y resultados.

▪ Medida 62: Estudios de Trayectorias de Personas en Situación de Parados de Larga Duración.

En el marco del Sistema Nacional de Empleo se pondrá en marcha un Estudio de trayectorias de las personas paradas de larga duración, que ayude a la elaboración de un diagnóstico de situación más pormenorizado, cuantitativa y cualitativamente. 

Este estudio de trayectorias profesionales, de formación de éxito a efectos de empleabilidad, de prospección y estudio de competencias con mejor proyección de futuro, permitirá nutrir las líneas de refuerzo de los diferentes programas y servicios, que servirá como base a la Comisión de Seguimiento del Plan Reincorpora-t para realizar las propuestas de mejora.

▪ Medida 63: Jornadas de Buenas Prácticas

Se celebrarán dos Jornadas de Buenas Prácticas sobre las experiencias de éxito en la reincorporación laboral de personas que provenían de una situación de paro de larga duración.

MIS CURSOS Curso Eliminado Deshacer
  • No hay cursos para solicitar.

Pin It on Pinterest

Shares